lunes, 12 de enero de 2009

Prensa Rosa

 

 

Expertos en crear depresiones

 

 

 

No acostumbro a mirar programas del corazón, pero el pasado sábado no se por que designios divinos ví "La Noria" y me indigné profundamente:

 

Ana Obregón nunca me ha caído bien, igual que ningun famosete del tres al cuarto, a lo mejor es por simple envidia ya que ellos se ganan muy pero que muy bien la vida a costa de ir a fiestas y a programas, mientras al resto de los mortales nos cuesta sudor y lágrimas cobrar 1000€ trabajando casi cómo esclavos, y en la mayoría de los casos con estudios superiores.

 

Pero esta vez voy a defender a la carismática "bióloga", resulta que la señora hace cómo un año mandó que le metieran una paliza a Jaime Cantizano, porque él enseñó unos vídeos del hijo menor de edad de ésta enseñando sus posaderas.

Esta información se filtro de una investigación policial (no se si eso es muy legal) y hace una semana salió en todos los programas del corazón y hasta en algún que otro informativo.

 

La grabación es de hace un año, así que supongo que Ana Obregón no iba muy en serio, porque el señor Cantizano todavía está bien enterito. Creo que yo si hubiera estado en la misma situación que la Obregón, en un momento de calentón hubiera echo lo mismo, y cómo yo seguro que muchos de ustedes.

 

Si eso hubiera quedado cómo anécdota y hubiera seguiso la investigación policial normalmente, yo no me hubiera indignado.

 

El problema es que ví ese programa, y no me pareció para nada normal la manera en que hablaban los tertulianos de "la Noria", allí se empezo un linchamiento terrible,sacando todos sus trapos sucios y la querían incluso meter a la cárcel y todo, pero eso no fué lo peor. Lo peor fueron los SMS que pasavan por debajo la pantalla, llamando a la Obregón cosas cómo: "vieja acabada", "asesina","tendrías que pudrirte en la cárcel toda la vida" y muchos más calificativos de mal gusto que no pienso escribir aquí.

 

No me parece normal criticar a una persona de una manera así de cruel, y menos la gente que mandava los SMS, ¿Acaso conocen de algo a Ana?, ¿quienes son ellos para juzgar a alguien?,¿Están del todo seguros que ellos no hubieran actuado igual?¿Les gutsría a ellos que les machacaran con errores del pasado?

 

Mi conclusión es que vivimos en un país de morbosos y envidiosos, de gente que disfruta despedazando a los demás, hundiendo a gente que ni tan siquiera conoce.

Si quereís criticar a alguien hazedlo a la cara no seaís cobardes.

 

Creo que deberiamos buscarnos aficiones mejores, como el baile, el yoga, la escalada, la música...Ocupemos nuestro tiempo en cosas mejores, y si querís juzgar estudiad derecho.

 

 

 

 

 

0 comentarios: